in ,

Conmemoración del 38a Aniversario del Martirio del Beato Oscar Arnulfo Romero

Especial

El pasado 24 de Marzo, la Parroquia de San Pio X, Portland, Oregón y el Consulado de El Salvador, ubicado en Seattle, Washington; celebraron la conmemoración del 38 aniversario del Martirio del Beato Oscar Arnulfo Romero, quien fue Arzobispo de San Salvador, El Salvador y que fue asesinado en la capilla Divina Providencia, cuando celebraba la Santa Misa.
El acto conmemorativo comenzó con la celebración de la Santa Misa en la Parroquia de San Pio X, fue presidida por el Párroco Sean Weeks, y concelebrada por los Padres Julio Torres, vicario parroquial y el Padre Ubaldo Menchú, de la Fraternidad Misionera de María de Guatemala y quien se encontraba celebrando una misión especial en la parroquia. En la Santa Misa, durante la cual también se celebraba la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén o litúrgicamente conocida como Domingo de Ramos, estuvieron presentes entre la comunidad de Fe, los cónsules: Clary Monzón, de El Salvador; Claudia Gatica, de Guatemala y Miguel Ángel Velásquez, de Perú, todos ellos ubicados en Seattle.
La Ponencia sobre el legado del Beato Romero estuvo a cargo de Jaime Sevilla, Director del Ministerio Hispano de la Parroquia y durante la cual resaltó: “Uno de los aspectos que me motiva personalmente de Mons. Romero es el derecho a decir la verdad, una verdad que siempre es muy compleja, ya que cada uno la ve desde su propia perspectiva y piensa tenerla completamente; pero cuando la piensas individualmente, realmente no es la verdad completa, es una parte de ella nada más. ¿Cómo estamos seguros de que decimos la verdad o somos testigos de ella? Cuando la visualizamos a la luz del Evangelio, el cual siempre estará orientado al bien común.
Ser testigo de la verdad, como nuestro beato, muchas veces nos trae problemas, somos criticados, humillados, marginados, despreciados; todo eso sufrió nuestro Señor Jesucristo, porque él es la Verdad; también lo sufrió nuestro Mártir, incluso por sus mismos hermanos sacerdotes y obispos, según las palabras del Papa Francisco en la audiencia que nos concedió a los salvadoreños que fuimos a dar las gracias al Vaticano por haber beatificado al Arzobispo Romero.
No tengamos miedo a decir siempre la verdad, porque es la única que nos hace libres y la libertad es algo a lo cual siempre debemos aspirar”.

La Ternura

Entrevista a su Eminencia Reverendísima Baltazar Enrique Cardenal Porras Cardozo.